Adiós

domingo, julio 26, 2015 Vanesa Sanmartín 0 Comments




Tu fría indiferencia ahogó mi alma,
tu ego enaltecido la mató,
pisaste tú mi corazón con tanta
fuerza que en mil trozos se rompió.


Arrancaste mis caricias de tu cuerpo,
las tiraste en el fondo de un cajón,
olvidaste los susurros de mi aliento,
sin más, dijiste adiós.


Te emborrachaste poco a poco con los cantos
de sirena que cegaron tu razón, 
te deslumbraste con el cruel brillo barato
de muñecas de trapo sin corazón.


Apagaste la llama que, yo pensé que siempre
alumbraría la senda de nuestro amor,
sin yo saberlo dejaste de quererme,
sin más, dijiste adiós.


(Poema participante en el Concurso ArtGerust "Homenaje a Gustavo Adolfo Bécquer")

0 comentarios: